Plantas generan luz propia

Publicado por  Rodolfo Palomo   en       6 días atrás     90 Views     Dinos qué piensas  

7 pm, termina el día y vuelves a casa. Fue un día productivo, pero tampoco ha sido espectacular. “No estuvo mal” piensas. Por ahora solo quieres descansar, preparar la cena y olvidarte por un momento de eso que ya continuarás mañana. Enciendes el horno y calientas la comida que has preparado el día anterior, “la cena” está lista. Sacas el vino de mesa del refrigerador y lo colocas junto al delicioso plato con pollo y macarrones que recién has calentado. El toque fancy lo provee una planta colocada sobre la mesa, cuidadosamente cultivada, con pequeñas pero hermosas flores blancas y con hojas que irradian una luz que ilumina tu velada. Sí, una planta con luz propia…

¿Acaso no es una idea excelente? A mí me suena como al mundo de Ávatar… suena fantástico. Lo mejor es que en un futuro no muy lejano, las plantas luminosas y otras ideas similares podrían convertirse en realidad gracias a investigaciones como las que realiza el Dr. Michael S. Strano, líder de investigación del Instituto Tecnológico de Massachusetts en Estados Unidos. Michael y otros investigadores, principalmente Kwak Seon-Yeong (autora principal), publicaron a finales del año pasado un artículo en la prestigiosa revista científica Nano Letters, donde dan a conocer la posibilidad de que las plantas emitan luz. Según explican, esto se logra haciendo que al interior de la planta ocurran una serie de reacciones bioquímica que genera luz visible, tal como ocurre en las luciérnagas. Los componentes de dicha reacción, incluyen a una proteína llamada luciferasa y a una molécula de nombre luciferina. Cuando estos dos componentes interaccionan en presencia de oxígeno, la luciferina es oxidada y se genera luz como subproducto. A grandes rasgos a este mecanismo se le conoce como bioluminiscencia.

Pero ni la luciferina ni la luciferasa son producidos naturalmente por las plantas, así que los investigadores tuvieron que diseñar nanopartículas (1 nanometro = 0.000000001 metros) que transportan lusciferina y lusciferasa a sitios específicos del cuerpo de la planta, por ejemplo, a las hojas, donde finalmente podrían generarse los hermosos destellos de luz.

Por ahora, estas novedosas plantas luminosas apenas pueden permanecer “encendidas” poco más de 20 horas y su intensidad lumínica aún es demasiado baja para llegar a utilizarlas. Sin embargo, los científicos continúan desarrollando la tecnología para lograr mejorar su eficiencia y así lograr luz más intensa y duradera.

La relevancia de esta investigación se esclarece cuando consideramos que alrededor del 20% de la energía consumida en el mundo se destina a iluminar (casas, edificios, calles, etc.). Por lo que el desarrollo de esta tecnología es una apuesta para el ahorro de energía en el futuro. Además. considerando que las plantas son seres vivos autosuficientes, que se reparan a sí mismos y que producen sus propios alimentos, mantenerlos sería una tarea sencilla y amigable con el ambiente.

Algún día, por ejemplo, no será raro ver árboles enteros bio-iluminados que alumbren las calles de nuestras ciudades futuras y plantas domésticas que brinden su luz para esa cena deliciosa con nuestros seres queridos al volver del trabajo. El tiempo dirá, pero de momento ya se ha demostrado científicamente que se puede cenar a la luz de las plantas.

Referencias

Seon-Yeong Kwak et al., 2017. A Nanobionic Light-Emitting Plant. Nano Letters, 17:7951−7961.

Anne Trafton, 2017. Engineers create plants that glow. MIT News Office.  http://news.mit.edu/2017/engineers-create-nanobionic-plants-that-glow-1213 (consultado: 18-Enero-2018)

Imagen: Seon-Yeong Kwak

Acerca de  

Ingeniero de profesión y científico por pasión...