China y sus políticas contra la “bomba demográfica”

Publicado por  Staff   en       1 año atrás     124 Views     Dinos qué piensas  

China, el país más poblado del mundo, podría estar por cambiar su política de un solo hijo para permitir a sus habitantes tener dos, medida que sin duda es necesaria para evitar un problema demográfico mayúsculo, pues este país se encuentra a punto de caer en una crisis poblacional.

La política de dos hijos reemplazará a la tan criticada y atacada posición que el gobierno chino ha conservado desde los años 80’s para permitir a las parejas tener un solo hijo, lo que ha tenido un costo humano bastante grande, involucrando feminicidios, infanticidios, abortos obligados y esterilizaciones forzadas. Evidentemente se cometía un atropello enorme a los derechos humanos de la población china.

Según Lu Jiehua, un profesor de demografía de la Universidad de Pekín, este cambio necesitará tiempo:

“No se trata simplemente de la aplicación de una política de segundo hijo. Todas las políticas, reglamentos, formalidades y las instalaciones tienen que estar en su lugar para apoyar la política y para eso se necesita tiempo”.

Esta idea es contraria a lo que opina el gobierno, pues se estima que esta medida entre en vigor a partir de finales de este año, para poder tener ya una política regulada que evite dañar los derechos humanos de la población china y a la vez evite los muchos problemas que la política de un solo hijo está causando.

Las normas anteriores han traído bastantes resultados negativos, pues la población se esta haciendo vieja y la mano de obra activa se reduce cada vez más. Con esto, el panorama para la economía china se ve ensombrecido. Además, muchos jóvenes chinos jamás podrán encontrar una mujer con quien compartir su vida pues los infanticidios femeninos redujeron fatalmente la cantidad de mujeres en este país.

Si bien se espera que los efectos de este tan esperado cambio en la política sean positivos, estos no serán inmediatos. Según palabras de Lian Zhongtang, demógrafo de la Academia de Ciencias Sociales de Shangai:

“Por el momento, muchas personas no están dispuestas a tener más hijos, incluso si se les anima a hacerlo”.

Esperamos que esta nueva política dé resultados positivos al largo plazo, y no sea un pretexto más para atropellar los derechos humanos de las familias chinas y que además dé control para evitar la llamada “bomba demográfica”.

Con informacion de The Guardian

Acerca de  

Equipo editorial de "El Kiwi Informativo"